lunes 20, mayo, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Movimiento de Mujeres pidió la absolución de castense acusada de envenenar a su expareja

Bajo las consignas “Basta de hostigamiento policial” y “Justicia con perspectiva de género”, integrantes del Movimiento de Mujeres de La Pampa ofrecieron ayer una conferencia de prensa en la Ciudad Judicial para exigir “la inmediata y absoluta libertad de Yanina Coronel”, quien hoy comenzará a ser juzgada por un presunto intento de asesinar a su ex pareja, el policía Gabriel Páez Albornoz.





La castense Yanina Coronel llega al juicio en libertad, imputada por “homicidio doblemente calificado, por el vínculo y el método utilizado para generar la muerte, en grado de tentativa”. Su defensa es ejercida por Camila Aimar, en tanto que Oscar Cazenave sostiene la acusación desde el Ministerio Público Fiscal y Benjamín Ortiz actuará como querellante particular de Paéz Albornoz.

Las audiencias se desarrollarán en la Sala de Audiencias Nº 7, hoy mañana y el jueves y se extenderán también al 1º, 2, 3 y 7 de agosto, frente al tribunal integrado por Andrés Olié, Flavia Ongaro y Daniel Sáez Zamora. El debate oral estará destinado a dilucidar si la mujer intentó asesinar a su pareja con un licuado que contenía un potente veneno, publicó el diario La Arena. 

“LIBERTAD ABSOLUTA”

El Movimiento de Mujeres de La Pampa presentó un documento exigiendo “la libertad absoluta” de Yanina Coronel y la realización de “un juicio por violencia de género contra” el policía Sáez Albornoz.

Las referentes también advirtieron que “las reiteradas irregularidades constatadas en esta causa siguen demostrando que es necesaria una justicia con perspectiva de género en su accionar, y que se destierren el acoso y el hostigamiento policial a las mujeres, cada vez que un integrante de esa fuerza es llevado a juicio o denunciado por sus víctimas”.

También exigieron “que se garanticen los derechos de defensa para Yanina, quien presentó denuncias por agresión contra su pareja sin haber logrado que fueran tomadas, por al cargo que éste ocupa en la institución policial”.

“GRAVÍSIMA SITUACIÓN”

Según el movimiento feminista pampeano “la gravísima situación que Yanina padeció fue comprobada en una causa por violencia de género iniciada contra Gabriel Páez Albornoz pero este violento no fue detenido, porque un juez y un fiscal decidieron que es más importante investigar un supuesto delito que habría perpetrado la víctima, quien viene denunciando desde 2020 la violencia ejercida por Páez”.

Luego de preguntar “¿por qué este hombre no está preso y por qué las mujeres no son escuchadas cuando presentan una denuncia, ya sea en la policía o en una institución estatal?”, pidieron “la absolución de Yanina y el inicio del juicio por violencia de género contra Páez Albornoz” y exigieron “libertad absoluta para una mujer que fue víctima durante años de violencia, maltrato y amenazas contra su integridad física, y cuya vida sigue corriendo riesgo porque el agresor aún porta un arma reglamentaria, que jamás le fue retirada por el estado provincial”.

DENUNCIAN OBSTACULIZACIÓN POLICIAL

 En diálogo con periodistas, anunciaron que la acompañarán “como hemos venimos haciéndolo desde hace dos años, pero más en este momento porque va a declarar ante un tribunal”. Finalmente añadieron que durante la investigación “se observaron instancias de violencia de género que fueron públicas, como cuando la quiso atropellar y otras situaciones que sigue viviendo Yanina” y denunciaron que “lo último ocurrió la semana pasada, cuando trataron de que no firmara una notificación en el marco de distintas maniobras que la siguen poniendo en un lugar de acusada cuando todavía no inició el juicio”.

Según el Movimiento de Mujeres “en algún momento la justicia pampeana decidió que primero debe hacerse este juicio y después el de violencia de género”, con lo cual “priorizaron un presunto intento de homicidio por sobre las denuncias fehacientes y comprobadas de violencia”. Ante la consulta de este diario, fuentes judiciales reiteraron que no existen denuncias de violencia de género previas al intento de homicidio.

El jueves pasado, Coronel denunció públicamente que funcionarios judiciales trataron de impedir que firmara la notificación que presenta mensualmente. Si bien finalmente consiguió esa planilla, “se trató de una maniobra para presentarla como incumplidora de las medidas” determinadas por el juez al otorgarle la libertad, en diciembre de 2021.

LICUADO ENVENENADO

Según la investigación, el intento de homicidio ocurrió el 5 de septiembre de 2021, cuando Coronel contaminó con un insecticida el licuado de banana destinado a su pareja. Tras beber ese preparado en la Seccional Quinta de Toay, el policía se descompensó y fue llevado en una camioneta por otros efectivos hasta el hospital local.

Luego de recibir la primera atención y ante la gravedad de su cuadro de salud, fue derivado de urgencia al Lucio Molas, donde quedó internado en Terapia Intensiva y en “estado crítico”. Tras permanecer varias semanas en coma, los médicos lograron salvar su vida.

Yanina Coronel fue detenida el 10 de septiembre y las pericias ordenadas por el fiscal Cazenave permitieron encontrar rastros del tóxico “metomil” en el licuado consumido por el agente y en la licuadora utilizada para prepararlo. En un predio lindero a la casa de Coronel, cuyo propietario denunció que en su patio habían arrojado dos bolsas, la policía encontró envases del insecticida, aunque no pudieron detectar huellas ni rastros de ADN.

CAUSA POR VIOLENCIA

La causa entró rápidamente en controversia cuando la mujer divulgó en entrevistas a distintos medios periodísticos que padecía violencia de género. Tras confirmar que no existían denuncias previas en organismos judiciales, la justicia abrió un expediente contra el policía, acusándolo de ejercer violencia física, psicológica y económica. También le aplicaron una restricción de acercamiento y la prohibición de tener contacto con su hijo.

Luego de cumplir 45 días de prisión preventiva, Yanina Coronel fue beneficiada con detención domiciliaria el 18 de noviembre de 2021 y un mes después recibió la libertad. En ese contexto siguió imputada, fue procesada y finalmente deberá enfrentar el juicio oral. (Fotografía: Diario Textual)

Comentarios

Comentarios