jueves 20, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

«Bien de mañana» recibió más de 1.300 denuncias por trato discriminatorio

La Defensoría del Público recibió 1.354 reclamos por el tono discriminatorio de una entrevista televisada a un matrimonio de una comunidad originaria, realizada por el programa conducido por Fabian Doman, que derivó el viernes pasado en una cadena de repudios desde las redes sociales. Por su parte, desde el programa televisivo realizaron un descargo, y el conductor comenzó la emisión con un comunicado de «pedido de disculpas».





«Recibimos 1.354 reclamos en la Defensoría del Público por los hechos ocurridos la semana pasada», precisaron a Télam desde el organismo conducido por Miriam Lewin.

En tanto, desde el Inadi confirmaron que recibieron 200 llamados de personas que llamaron por el mismo hecho.

El jueves pasado en la Línea D del subte de la Ciudad de Buenos Aires una movilera del programa «Bien de mañana», conducido por Fabián Doman junto a los panelistas que se encontraban en piso, por la pantalla Eltrece, abordaron al matrimonio, conformado por Kantuta Killa y Wari Rimachi, «abuelos» de la comunidad originaria Ayllu Mayu Wasi, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Martelli.

Este lunes, el conductor comenzó la emisión del programa con un comunicado de «pedido de disculpas».

«El jueves, durante un móvil que tuvo lugar aquí -dijo Doman en referencia al programa- tuvieron lugar una serie de diálogos que generaron incomodidad entre dos de las personas que fueron entrevistadas».

«Fueron entrevistadas muchas personas en ese móvil, pero hubo dos que se sintieron mal», agregó el conductor, y aclaró: «No hacemos un programa para incomodar a nadie, de manera tal que a todos aquellos partícipes o no partícipes de ese móvil que se hayan sentido mal o incomunicados, les queremos pedir disculpas», concluyó.

Durante la entrevista, el jueves pasado, la movilera y los panelistas que se encontraban en el estudio televisivo, pero interviniendo en la nota, se rieron al escucharlos responder en lengua quechua y, según denunció la misma Kantuta Killa, hablaron «en tono peyorativo».

Comentarios

Comentarios