domingo 14, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Propiedad y violencia de género, los delitos que preocupan en la Justicia pampeana

«El mayor porcentaje de conflictividad diaria la recibimos desde la fiscalía que atiende delitos de violencia de género o vinculados, y esto no escapa a las pequeñas comunidades», destacó el fiscal general de la Primera Circunscripción Judicial con sede en Santa Rosa, Máximo Paulucci.





«Nos preguntamos por qué no bajan esos números, porque esta es una realidad social que nos atraviesa desde todos los aspectos. Pero nosotros lamentablemente aparecemos cuando el delito se comete y la sanción se produce cuando el delito ya se cometió», analizó.

El fiscal general de la Primera Circunscripción Judicial, Máximo Paulucci, puso en funciones días atrás al fiscal adjunto sustituto Luis Peralta Hurtado, para que se desempeñe al frente de la Fiscalía Adjunta de Eduardo Castex.

«En general acá y se replica en casi toda la provincia, la problemática de violencia de género es la que siempre acarrea mayor trabajo y requiere mayor atención de los funcionarios, para darle una solución a la gente», puntualizó en diálogo con la prensa.

El funcionario judicial hizo hincapié en la necesidad de «trabajar coordinadamente» con la policía y organismos gubernamentales, porque desde la Justicia «llegamos cuando el hecho está consumado» y trabajando conjuntamente «a veces podés llegar a tiempo para evitar daños mayores».

LA ESTRUCTURA MÁS GRANDE

El delito de violencia de género está muy vinculado con las problemáticas sociales. Paulucci transmitió «preocupación» porque la reiteración de episodios «lo podemos ver en la cruda realidad cotidiana y en las estadísticas».

El funcionario judicial ejemplificó que «en Santa Rosa tenemos solo un fiscal para investigar delitos económicos, dos fiscales para investigar delitos contra la propiedad, y cinco fiscales, más un adjunto más otros funcionarios y empleados para investigar delitos vinculados a la violencia de género».

«Estos números son un dato para considerar la relevancia que tiene para nosotros la temática, porque es la estructura más grande del Ministerio Público Fiscal, pero detrás de esos números hay personas sufriendo», destacó.

Y recordó que «hemos tenido momentos donde esos números incluso se han exacerbado como ocurrió durante la pandemia».

“Pero es una realidad que no solamente atraviesa a La Pampa, sino que de manera más o menos homogénea atraviesa a todo el país, porque las estadísticas más graves que son las de femicidio, nunca se alejan demasiado de un femicidio por día o cada 28 o 36 horas. Esto nos debe interpelar a todos como sociedad, donde más allá del trabajo que realiza el Poder Judicial o la Justicia penal, tenemos un grandísimo problema para resolver como sociedad», concluyó.

DELITOS CONTRA LA PROPIEDAD

El fiscal general de la primera circunscripción, Máximo Paulucci, analizó que en el marco de la actual crisis económica, los fiscales de Delitos contra la Propiedad «son los que más causas tienen, cuando esto hace un tiempo atrás no ocurría». Además, en relación a la convocatoria por parte del gobernador por la conflictividad social, dijo que «el Ministerio Público Fiscal es un organismo dentro del Poder Judicial que justamente tiene que estar dispuesto a acompañar».

El fiscal de la primera circunscripción afirmó que si se analizan los delitos «fiscal por fiscal, porque obviamente hay temáticas que tienen más fiscales por distintas particularidades, haciendo un análisis de legajos en trámite con autor por fiscal, hoy delitos contra la propiedad se puso en una primera posición cuando antes no era tan evidente».

En entrevista con Radio Noticias y tras ser consultado si el aumento de los delitos está relacionado con la crisis económica y si los autores comenzaron a delinquir por necesidad, explicó que algunos ladrones «tienen niveles de reiteración, pero también puede advertirse que hay gente que por su incipiente mayoría de edad no tiene ningún antecedente de esa calidad, empieza a delinquir, y muchas veces estas son motivaciones».

ACTIVIDAD DELICTIVA

Por otra parte, remarcó que «no siempre cuando tenemos probado o acreditado el hecho delictivo podemos saber los móviles, pero en caso de los delitos contra la propiedad sí se pueden acreditar en muchas circunstancias, incluso el circuito que tiene el delito contra la propiedad».

En ese caso, el fiscal general ejemplificó que cuando ocurren delitos de esta temática en ámbitos rurales «sabemos que no es un delito que lo podamos circunscribir a una acción de una persona o dos personas con el fin de producir un daño contra la propiedad, o consumir esa propiedad, sino después eso se traduce en otra persona que lo pone a la venta, y eso se traduce a una persona que acude a comprar ese producto a un precio significativamente bajo».

En estos casos, sostuvo que «la crisis económica tiene un impacto más fuerte que en otro momento y eso provoca que haya actividad delictiva destinada, y personas que de alguna manera u otra, en mayor medida aprovechan, si se me permite el término, esa actividad previa delictiva para poder acceder a consumir algún bien que no podrían. Creo que no resiste mucho mayor análisis interpretativo, solamente observando precios de distintos productos».

Además, analizó que en relación a la situación socioeconómica «claramente se han exacerbado las dificultades y niveles de pobreza, de indigencia, son parámetros que no los digo yo, creo que se presenta como obvio, que frente a mayores niveles de pobreza e indigencia puede haber crecimiento de algunos tipos de delitos que damnifican a las personas, a su propiedad, a su salud y a su vida».

Comentarios

Comentarios