miércoles 24, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

La Pampa y otras ocho provincias bajo alertas por tormentas fuertes

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió hoy alertas por tormentas para zonas de las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones, San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén y Río Negro.





Bajo advertencia de nivel naranja, se encuentran la capital de Formosa y las localidades de Laishí, Pilagás, Pilcomayo y Pirané, de la misma provincia.

El nivel naranja implica que «se esperan fenómenos meteorológicos peligrosos para la sociedad, la vida, los bienes y el medio ambiente», precisó el SMN.

El área será afectada por tormentas, algunas localmente fuertes o severas, que pueden estar acompañadas por ráfagas intensas, ocasional caída de granizo, fuerte actividad eléctrica y fundamentalmente abundante caída de agua en cortos períodos; en tanto que se estiman valores de precipitación acumulada entre 80 y 100 milímetros, pudiendo ser superados en forma puntual.

En tanto, bajo alerta amarilla se encuentran todo el territorio de Misiones, el centro de Formosa, norte de Corrientes (Empedrado, Itatí, Mburucuyá, General Paz, San Cosme y San Luis del Palmar, entre otras) y la mayor parte de Chaco, incluida su capital.

Se esperan tormentas, algunas localmente fuertes, con posibles ráfagas intensas, fuerte actividad eléctrica, ocasional caída de granizo y abundante caída de agua en cortos períodos.

«Se estiman valores de precipitación acumulada entre 30 y 60 milímetros, pudiendo ser superados en forma puntual», indicó el SMN.

Hacia la región cuyana, también rige alerta amarilla en la mayor parte de Mendoza y en el oeste y sur de San Luis, donde los valores acumulados de precipitaciones se ubicarán entre 20 y 40 milímetros

Las mismas condiciones para el oeste de La Pampa, este de Neuquén y la localidad de General Roca y el este de El Cuy, en Río Negro.

En este caso, las precipitaciones acumuladas se estiman entre 10 y 25 milímetros, pudiendo ser superados en forma puntual.

La alerta amarilla implica “posibles fenómenos meteorológicos con capacidad de daño y riesgo de interrupción momentánea de actividades cotidianas”, según la descripción del SMN.

Para todos los casos, el organismo meteorológico recomendó a los habitantes de las zonas afectadas que eviten actividades al aire libre, que no saquen la basura y retiren objetos que impidan que el agua escurra; que no se refugien cerca de árboles y postes de electricidad que puedan caerse y que estén atentos ante la posible caída de granizo.

Además, para minimizar el riesgo de ser alcanzado por un rayo se aconsejó no permanecer en playas, ríos, lagunas o piletas.

Comentarios

Comentarios