sábado 20, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

La balanza comercial cerró 2023 con un déficit de casi US$7.000 millones

Con una caída del 40% en las ventas al exterior de productos primarios como la soja, el trigo y el maíz, las exportaciones argentinas se derrumbaron casi 25% en el 2023, informó el INDEC. A lo largo del año anterior, las exportaciones ascendieron a US$66.788 millones, mientras que las importaciones llegaron a los US$73.714 millones.





Así, el saldo comercial del 2023 dio un rojo de US$6.926 millones, que el Gobierno de Javier Milei busca ahora revertir. 

En diciembre último, el saldo comercial siguió en cambio mostrando una recuperación, con un resultado favorable en US$1.018 millones.

La información oficial consignó que las exportaciones de productos primarios se desplomaron 24,5% durante el año con profundas caídas de 44,3% en cereales.

Los despachos de estos productos aportaron apenas U$S 8.677 millones contra los U$S 15.548 millones que se habían vendido en 2022.

Lo mismo sucedió con subproductos como los pellets cuyas ventas cayeron 31,9% a U$S 9.000 millones, contra U$S 13.216 previos, y los aceites cuyos despachos cayeron 36,5% a U$S 5.815 millones.

Por el lado de las importaciones se logró un alivio dado que hubo una fuerte caída en las compras de combustibles, que pasaron de U$S 12.868 millones en 2022 a $ 7.924 en 2023.

El menor ingreso de dólares fue la razón por la que el gobierno de Alberto Fernández implementó un control de las importaciones mediante el cuestionado sistema SIRA.

Apenas asumió el Poder Ejecutivo, el presidente Javier Milei, le dio de baja a este mecanismo y habilitó el ingreso de importaciones prácticamente sin restricciones.

Los analistas esperan una muy buena cosecha de maíz y soja, además del aporte del sistema energético.

De allí que se estima que la balanza comercial culminará 2024 con un salto positivo cercano a los U$S 15 mil millones.

Comentarios

Comentarios