miércoles 24, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Milei echo a Ferraro y Caputo será “superministro”: Infraestructura dependerá de Economía

Javier Milei resolvió desplazar esta noche al ministro de Infraestructura, Guillermo Ferraro, a quien acusa de una serie de filtraciones que se dieron luego de las reuniones de gabinete que se realizan esta semana.





LPO había adelantado que se hablaba de una renuncia inminente de Ferraro, luego que el propio gobierno dejara trascender por los medios que un ministro iba a ser eyectado por el goteo de información sensible.

Ferraro no tendrá sucesor. Infraestructura pasará a convertirse en una secretaría y todo su gabinete quedará bajo la órbita del ministro de Economía, Luis Caputo, que ahora queda como superministro.

Durante la campaña, Ferraro se encargó de la fiscalización de La Libertad Avanza (LLA) y es el primer ministro en ser desplazado del gabinete a 45 días del comienzo de la administración libertaria.

Las filtraciones fueron varias en las últimas reuniones. LPO adelantó que la canciller Diana Mondino tuvo que dar explicaciones a Milei por el conflicto con China, principal socio comercial de Argentina junto con Brasil.

También surgió de una reunión de gabinete la ofensiva contra los gobernadores y el rol que ocuparía el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, para disciplinarlos.

En el gabinete se coordinó con Bausili dejar trascender que el Central iba a pisar el envío de los fondos de coparticipación a las provincias, que por ley se deben girar de manera automática.

Pero las filtraciones en la reunión de hoy colmaron la paciencia del Presidente. «Los voy a dejar sin un peso, los voy a fundir a todos», dijo Milei ante sus ministros molesto porque los gobernadores. La frase la reprodujo Clarín y enfureció a los jefes provinciales.

LPO había revelado en su momento que Ferraro sufría el asedio del jefe de Gabinete, Nicolás Posse, que en los hechos le intervino el ministerio.

Durante la tarde se sospechó que el pedido de renuncia recaería sobre el ministro del Interior, Guillermo Francos, que viene manteniendo discusiones con varios ministros, pero en particular con el jefe de Gabinete.

En tanto, el secretario de Medios, Eduardo Serenellini, también está atravesando un mal momento. Es sospechado de ser la fuente de filtraciones, en su caso más por torpeza que por decisión.

Serenellini se suma así a la lista corta de funcionarios con pronóstico de caída más o menos rápida y de hecho esta semana tuvo que entregar a su segundo Alejandro Perandones.

Comentarios

Comentarios