sábado 15, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Macri y Villarruel disputan con Bullrich y Santiago Caputo los cargos en el gabinete

Javier Milei aceptó el ingreso masivo del PRO al gobierno y la fusión con La Libertad Avanza en el Congreso, en una jugada anticipada en exclusiva por LPO. La disputa ahora es entre Patricia Bullrich y Mauricio Macri, que pulsean para quedarse con el control político de gobierno.





El acuerdo fue anticipado el jueves por la noche por la ministra de Seguridad, que habló de un «un nuevo rediseño político» del gobierno. La idea la fusión PRO-LLA fue avalada este viernes por Milei desde Roma. «Claro que estoy dispuesto a una fusión», dijo a Clarín el mandatario, que también pidió sumar a los «halcones» radicales.

LPO anticipó la semana pasada que Macri le estaba diciendo a los suyos que Milei iba a «un crash» y que eso daría lugar a una toma del control político del gobierno. El escenario incluía la fusión con LLA y la designación de macristas puros en lugares clave: Cristian Ritondo como presidente de Diputados, Guillermo Dietrich jefe de Gabinete, Diego Santilli en Interior y María Eugenia Vidal en Capital Humano. La ex gobernadora también suena para la Anses.

Macri cree que el «crash» sucedió esta semana con el fracaso de la Ley Ómnibus y, como reveló este medio, le dijo a su entorno: «Prepárense que viene el take over del gobierno». El rescate imaginado por Macri empezaría con el reemplazo con su gente de los funcionarios que responden a los gobernadores «aliados» que hicieron caer la ley, empezando por los cordobeses. Pero el ex Boca cree que la reforma tiene que ser más profunda y apunta a funcionarios pesados como Nicolás Posse, Sandra Pettovello y Guillermo Francos.

El asunto es que Patricia está intentando anticiparse a la jugada de Macri y le propuso a Milei avanzar en la fusión pero sin el ex presidente. Algo similar a lo que hizo antes de la asunción, cuando negoció por su cuenta el desembarco en el Gabinete. Macri quedó ofendido y este jueves ni siquiera le respondió el saludo de cumpleaños.

Además de festejar su cumpleaños, Macri estuvo políticamente activo y afinó su alianza con Victoria Villarruel de cara al take over. Tras la cumbre de principio de año en Cumelén, ahora el ex presidente y la vice evitaron el contacto cara a cara y armaron una reunión entre Diego Santilli y el diputado Guillermo Montenegro, mano derecha de Villarruel. Casualmente, la vice compartió en redes un video en el que la comparan con la Mujer Maravilla.

Macri armó la reunión para porotear el take over y afinar una estrategia con Villarruel para limitar a Bullrich y Santiago Caputo. En el gobierno dicen que la ministra de Seguridad le está endulzando el oído al líder del Grupo Marlboro con la fusión PRO-LLA y cree que con su influencia podrá excluir a Macri. El ex presidente hace lo propio con Milei y le ofrece lealtad total a través de Santilli, Vidal, Ritondo y Dietrich, que le dedicó largos tuits.

Patricia quiere copar el gobierno con propios para quedarse con el PRO y el año que viene tener la llave del armado de las listas. «Los presidentes de todas las provincias ya apoyaron a Mauricio, si Patricia lo enfrenta la parte en veinte pedazos», dijo a LPO un dirigente que los conoce mucho a ambos.

Además de la debilidad política que tiene el gobierno tras la derrota con la ley ómnibus, Macri y Patricia se quieren aprovechar de la falta de nombres que tiene Milei para ocupar los cargos en el gobierno. El presidente no pudo ni siquiera reemplazar a Guillermo Ferraro y tuvo que desguazar el ministerio. 

Milei también está cruzado con funcionarios como Guillermo Francos o Eduardo Serenellini, pero ante la falta de nombres para reemplazarlos prefiere vaciarlos de poder. Lo mismo le sucede en Diputados con Oscar Zago y Martín Menem. Es por eso que también demora la expulsión del gobierno de los funcionarios ligados a los gobernadores y además tiene cientos de cargos sin nombrar en el organigrama. 

Comentarios

Comentarios