sábado 20, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

«This Is Me… Now»: Jennifer Lopez vuelve a lo grande con una historia multimedia sobre el amor

A una década de su último lanzamiento musical, la cantante, bailarina y actriz Jennifer Lopez regresa con «This Is Me… Now», su noveno álbum de estudio, que llega acompañado por el estreno de mañana en Amazon Prime Video de una producción audiovisual que lleva a la pantalla su íntimo recorrido en busca del romance verdadero, la aceptación y el amor propio.





Parte película, parte videoclip, la propuesta cinematográfica de poco más de una hora -subtitulada «A Love Story»- que elude clasificaciones tradicionales retrata con un buen grado de fantasía el contraste entre las muy públicas relaciones de la artista de ascendencia puertorriqueña y su mundo interior durante los casi veinte años que pasaron entre su separación y reconciliación con el actor Ben Affleck.

Bautizada por la prensa como «Bennifer», la pareja que fue furor entre 2002 y 2004, cuando decidió tomar rumbos diferentes luego de comprometerse, volvió a protagonizar la escena del entretenimiento al confirmar su reencuentro en 2021 y, un año más tarde, su casamiento. Ahora, a sus 54 años, Lopez vuelca toda esa vivencia para hablar del detrás de lo que para fans, revistas y programas de chimentos fue objeto de escrutinio y especulación.

«Esto fue algo que realmente estuvo inspirado en la música y en una instancia de mi vida que quería capturar, que parecía muy mágico e incluso surrealista. Cuando terminé de grabar me di cuenta de que había algo más grande que quería hacer con esta música. No quería hacer lo normal, sacar un videoclip, esto y lo otro. Sentí que había un mensaje más importante detrás», dijo en conferencia de prensa una de las estrellas que en el cambio de milenio fue parte de la expansión del pop latino en el país del norte.

Como una suerte de secuela del disco «This Is Me… Then» (2002), uno de los testimonios de su noviazgo con Affleck, el nuevo trabajo aborda lo que para ella, que se presenta como una creyente en el amor verdadero desde la infancia, fue la gran ruptura de su vida. Canción tras canción, narra las dificultades que tuvo para reconstruirse, durante mucho tiempo sepultadas bajo una problemática necesidad permanente de encarnar su propio cuento de hadas, con el ineludible toque de fondo que la obligó a enfrentarse con sus expectativas e inseguridades para, finalmente, sentirse suficiente y quererse genuinamente a sí misma.

Para amplificar esa recolección, Lopez se contactó con el realizador Dave Meyers -que ya había colaborado con ella décadas atrás en algunos videoclips y dirigió otros de figuras como Ariana Grande, Taylor Swift, Kendrick Lamar o Harry Styles- para idear este producto que reúne algunas de las 13 canciones del álbum. «No sabía exactamente qué quería armar, pero lo charlamos, canté, y Dave lo fue perfeccionando. Lo empezamos a poner en papel, después tuvimos que armar un guion, y desde ahí avanzamos», contó la cantante de hits como «Get Right» y «Jenny from the Block».

«Ella me guió en la historia, me explicó y compartió todo ese camino que atravesó personalmente, de mucha verdad, con mucha pasión por la música. Y me preguntaba si había alguna forma de transformar eso en una pieza con la que el mundo pudiera también explorar ese recorrido junto a ella», agregó por su parte Meyers sobre la génesis del proyecto.

El audiovisual, que arranca con una imaginaria «fábrica del corazón» que empieza a fallar tras su separación, se desarrolla en una secuencia que toca las relaciones tóxicas y abusivas, sesiones de terapia (con el rapero Fat Joe en el rol de psicólogo), seguidillas de matrimonios, conversaciones con sus amigos y atractivas coreografías que muestran las excelentes dotes de bailarina de Lopez, que además tiene lugar para mostrar una vez más la faceta como actriz que cultivó desde su protagónico en la biopic musical «Selena» (1997).

«This Is Me… Now: A Love Story» se completa con un anclaje esotérico que sirve de enlace entre partes y cuenta con la participación especial de la legendaria Jane Fonda, Post Malone, Keke Palmer, Sofía Vergara, el comediante Trevor Noah, Kim Petras y hasta del astrofísico y divulgador científico Neil deGrasse Tyson como los signos del zodíaco, que le dan un alivio cómico al drama romántico y velan por los pasos de la protagonista a lo largo de la trama.

El audiovisual, comentó «JLo», también está fuertemente inspirado en la influencia de su madre, una fanática de los filmes musicales, y el «haber crecido durante los 80 y los 90, con MTV y todos los videoclips increíbles que se hacían en esos años»: «Desde ‘Funny Girl’, ‘Amor sin barreras’ y ‘Vendedor de ilusiones’ hasta las películas musicales de Disney, todas me dieron elementos para incorporar. Hoy en día hay muchísimos videos que se hacen con cero presupuesto, con un celular, y es un tipo distinto de arte. Pero al crecer en la época dorada de los videoclips, tenía en mente una idea que no pensaba resignar, quería hacer algo más épico», explicó la también empresaria y diseñadora de modas.

En esa línea, Meyers consideró que «la técnica narrativa está en ejemplos como ‘Pink Floyd: The Wall’ (1982) o ‘A través del universo’ (2007)», y que si bien «hay muy pocas películas que se arman alrededor de la música, la emoción y la narrativa y los musicales clásicos tienen mucho de eso, no son tan juguetones». Esa vuelta de tuerca -siguió- permitió construir un relato que deja ver a una Jennifer Lopez «más atrevida, más fuerte y que no tiene tantos complejos sobre lo que cree».

«Hay una madurez en su coraje y en su vulnerabilidad, que fue muy gratificante de presenciar en profundidad. De alguna manera, ella ahora se apropia del lugar en el que está y de quien es, pude ser testigo de eso y me parece que eso se nota en la película. Ahí creo que está la diferencia con la Jen de hace 20 años, aunque siempre fue ambiciosa y apuntó a lo más alto», señaló el director.

Por último, Lopez apuntó que «no hay ningún proyecto en el que haya estado involucrada, sea en la música o en el cine, en el que no le haya puesto mucho» de sí misma: «Creo que como artista, eso es todo lo que en realidad tenés para nutrirte, tu experiencia y la de quienes te rodean. Este me parecía un momento muy importante de mi vida, casi como un antes y un después, en el que podía ver con claridad las cosas en las que soy buena, aquellas cosas que siento y sé sobre mí misma. Esa mezcla entre lo personal y lo mágico es lo que creo que la vuelve muy emotiva, divertida y, al mismo tiempo, muy sincera», opinó sobre la producción.

«Empezó otro capítulo para mí. De alguna manera, le puse fin a este viaje de veinte años con un montón de preguntas que tenía sobre el amor y sobre mí misma, una romántica incurable, y sobre qué significa realmente entrar a una fase más sana. Lo que pase desde este punto va a ser todavía más maravilloso de lo que afortunadamente tuve el privilegio de vivir hasta ahora. Va a ser toda una nueva etapa para mí, de sentirme más libre para expresarme de maneras diferentes y emocionantes», concluyó.

Comentarios

Comentarios