sábado 20, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Contratistas de Acindar suspenden 600 trabajadores por la caída de la producción

Por el freno en la actividad y la caída en la proyección de la producción para este año, las empresas contratistas de Acindar acordaron con la UOM en Villa Constitución la suspensión de unos 600 trabajadores, que podría ascender a la totalidad de empleados de contratistas, alcanzando las 1.700 personas. Lo hicieron durante una audiencia que se desarrolló este jueves en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe. 





El convenio que incluye el pago del 83% del salario estará vigente hasta el 15 de junio, aunque en mayo volverán a evaluar la situación.

El parate de las cuatro plantas productivas de Acindar por al menos un mes es una de las fotos más contundentes de la crisis que atraviesa el sector industrial. La brusca caída del poder adquisitivo que trajo una retracción de la demanda y sobre todo el freno total de la obra pública trastocaron las proyecciones de las empresas que producen en el país.

En este contexto, las contratistas que trabajan para el gigante del acero en Villa Constitución, comenzaron una serie de negociaciones con la Unión Obrera Metalúrgica para avanzar con medidas sobre el grueso del personal que opera para las plantas. Luego de una escalada de tensión a comienzos de semana, este jueves llegaron a un acuerdo: la suspensión de 600 trabajadores con el cobro del 83% del salario.

Según pudo confirmar Ámbito, el convenio podrá ser rotativo y estará vigente entre el 15 de marzo y el 15 junio. El texto que firmaron las partes, también aclara que “en caso de despidos se respetará el 100% de los salarios remunerativos al momento de realizar la base del cálculo indemnizatorio».

Con este escenario, las partes garantizaron “la paz social” y se comprometieron a que en caso de surgir algún conflicto “previamente a la toma de cualquier decisión solicitarán la intervención del Ministerio de Trabajo de la provincia de Santa Fe”.

La UOM estima que entre empleo directo e indirecto hay al menos unas 6.000 familias que dependen de la actividad de ACINDAR y temen que si la crisis de la industria se profundiza, las suspensiones sean solo un primer paso

Comentarios

Comentarios