lunes 15, abril, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Peregrinaron hasta Castex para homenajear al hermano que sobrevivió en el crucero General Belgrano

Las hermanas Mirta y Zulma Fernández ayer peregrinaron desde Monte Nievas hasta la plaza Héroes de Malvinas de esta localidad para participar del acto por el Día del Veterano y de los Caídos en la guerra de Malvinas, y así homenajear a su hermano fallecido Héctor «Nani» Fernández, quien fue sobreviviente del crucero ARA General Belgrano.





«Queríamos homenajear a nuestro hermano, porque el día que regresó (de la guerra de Malvinas) vinimos caminando desde Monte Nievas hasta la Virgen Maria Auxiliadora (NdR: está ubicada en el cruce de la ruta nacional 35 y acceso a Eduardo Castex), porque él había hecho esa promesa», relataron las hermanas Fernández.

Mirta actualmente vive en San Rafael (Mendoza) y Zulma reside en la localidad bonaerense de González Moreno; y las otras hermanas -por diversos motivos- no pudieron acompañarlas: Lilia vive en Monte Hermoso, Bibiana en Cipoletti y Silvia en Eduardo Castex, pero está atravesando una difícil situación familiar. «Nosotros éramos seis hermanos: cinco mujeres y un varón», recordaron.

Mirta y Zulma Fernández partieron a las 8 horas de Monte Nievas, y arribaron a las 10.11 horas a la plazoleta ubicada en el cruce de ruta provincial 102 y ruta nacional 35. Muy emocionadas participaron del acto, donde colocaron una ofrenda floral en el monumento que recuerda a los combatientes pampeanos; y después plantaron un leandro, una planta que simboliza la vida y el amor, lindante a la gigantografía que recuerda a su hermano.

«Nos contó…».

Héctor «Nani» Fernández fue sobreviviente del Crucero General Belgrano. Falleció a los 57 años el 21 de mayo de 2020 en Monte Nievas, donde trabajó como ambulanciero de la posta sanitaria. Sufrió una descompensación e intentaron trasladarlo al Hospital «Pablo F. Lacoste» de Eduardo Castex, pero paradójicamente la ambulancia montenievense sufrió un desperfecto y en el trayecto tuvieron que pedir la asistencia de un vehículo sanitario castense. Cuando arribó el rodado del hospital local fue imposible realizar alguna maniobra de reanimación, dado que el deceso se produjo minutos antes de llegar al establecimiento sanitario.

Las mujeres ayer recordaron que durante «más de 38 años» no relató «prácticamente nada» de lo que vivió en la guerra de Malvinas y tras el hundimiento del crucero General Belgrano. «El no hacía sentir (que la guerra lo haya afectado), pero el dolor (interno) continuaba», admitieron sus hermanas.

«Nos contó muy poquitas cosas. Y recién nos contó detalles de lo que vivió en la guerra durante la Navidad previa a su fallecimiento, parecía una premonición o una despedida, porque siempre se guardó todo y no nos había contado nada», expresó. «Nos contó cómo subieron a las balsas, lo que sentía, lo que vivieron», agregaron.

Las entrevistadas destacaron que el fallecimiento «fue un gran dolor y nos cambió todo», porque «ahora en enero también falleció su esposa» (NdR: se quitó la vida en el interior de un vehículo en la ruta provincial 102 en cercanías de Monte Nievas).

«Días difíciles».

Sobre cómo atravesó su familia el conflicto bélico y cómo vivieron el hundimiento del crucero General Belgrano, Zulma indicó: «Fue terrible, porque él volvió de Malvinas y a los pocos días lo reincorporaron un mes más. Imagínate que en esa época en los pueblos chicos no llegaban las noticias. Nosotros sabíamos que iba a Malvinas, pero nos enteramos que estaba en el Crucero General Belgrano porque nos escribió desde Ushuaia. Y cuando lo hundieron…fueron días muy difíciles. El día que lo rescataron justo era mi cumpleaños, y pidió un papel y me escribió, todavía conservo esa carta con el saludo de cumpleaños».

Consultadas sobre cuándo se enteraron que había sobrevivido, Mirta dijo: «El crucero General Belgrano fue hundido un domingo. Nuestro padre fue con Amesgaray (NdR: el padre de Alberto, pampeano fallecido en el hundimiento) el miércoles a Puerto Belgrano, se volvieron el sábado y el domingo a la mañana apareció Nani en casa. Fueron muy traumáticos esos días. Estuvimos una semana sin saber nada de él, pero siempre presentimos que estaba vivo».

Comentarios

Comentarios