jueves 23, mayo, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Castense relató cómo atraviesa la crisis de la UBA: «Estamos alarmados y preocupados»

«Los estudiantes estamos alarmados y preocupados por toda esta situación, donde quedamos al medio de diferencias políticas de gente adulta que se debe sentar y resolver este problema de la mejor manera, para que podamos estudiar, aprender y en el futuro ser buenos profesionales», expresó ayer Agostina Peinetti en una comunicación telefónica con Radio DON 101.5 Mhz.





La joven castense está terminando el tercer año de la carrera de Medicina en la Universidad de Buenos Aires (UBA), y ayer relató en diálogo con este diario la situación que atraviesan los estudiantes por los recortes que se aplicaron, porque el presupuesto asignado alcanzaría para cubrir los costos de funcionamiento hasta el 31 de mayo.

«En mi caso elegí la UBA por la excelencia académica. Cuando tenía que decidir dónde estudiar, me senté en la computadora para averiguar cuál era la mejor facultad de Medicina de Argentina, y ahí aparecía la UBA. Cuando llegué, me di cuenta que era un lujo estudiar acá, por la calidad de los profesores y la formación que recibimos», recordó.

La entrevistada ayer rindió un examen, y previamente fue entrevistada. «En la Facultad hay mucho movimiento en estos días y los estudiantes estamos alarmados por la situación», admitió. «Desde principio de año se sabía que el presupuesto asignado no iba a alcanzar para todo el año, e inicialmente nos informaron que se iba a debatir si declaraban la emergencia presupuestaria, y finalmente fue la medida que se tomó recientemente», dijo Peinetti.

La crisis económica se generó porque Javier Milei prorrogó el presupuesto del año, por lo cual la casa de estudios recibirá el mismo presupuesto con servicios que han tenido aumentos que rondan el 577 por ciento. El Consejo Superior -esta semana- suspendió el uso de luces de todas las áreas comunes y prohibieron el uso de los ascensores (en un edificio que tiene 16 pisos), entre las medidas que tuvieron mayor repercusión mediática.

Además, como anticipó el vicerrector Emiliano Yacobitti, no se encenderá la caldera que calefacciona a toda la facultad y no se permitirá el uso de aires acondicionado. Tampoco habrá nuevas becas ni actividades de extensión.

Clases en el hall.

«La semana pasada hubo paros y tenemos que agradecer que los profesores adherían y daban clases en el Hall de la Facultad para no dejarnos sin clases, y está semana emitieron el comunicado que no alcanzaba el presupuesto para pagar los servicios, y ahora los ascensores están disponibles solamente para personas con capacidad reducida, profesores o adultos», narró la entrevistada.

-Peinetti, el presupuesto alcanzaría para cubrir el funcionamiento hasta el 31 de mayo. ¿Cómo lo atraviesan los estudiantes?

-Estamos alarmados y preocupados, y en los grupos de la Facultad se habla si les dará el presupuesto para ir a una facultad privada. En mi caso, nunca estuvo en mis planes estudiar en una universidad privada. Pero, creo que hay que esperar y ver qué solución tiene, porque sería muy problemático para el país que se cierre la UBA. Desde mi punto de vista, no creo que eso ocurra. Pero, tenemos que esperar. Lamentablemente los estudiantes quedamos al medio de diferencias políticas.

-Se deberían tomar medidas para priorizar la educación pública.

-Sí. Los estudiantes quedamos al medio de cuestiones políticas de gente adulta que se debe sentar y resolver, porque nosotros queremos estudiar, aprender y ser buenos profesionales en el futuro. Ojalá se prioricen a los estudiantes para que podamos cursar en buenas condiciones.

-Las estadísticas ubican a la UBA entre las mejores facultades del mundo.

-Sí. Hay mucho orgullo por el posicionamiento que tiene la UBA en los ranking mundiales.

Comentarios

Comentarios