lunes 20, mayo, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Recesión: Pymes de Castex registran caídas de ventas del 40 %

Las medidas económicas implementadas por el gobierno de Javier Milei impactaron negativamente en las pymes, y en Eduardo Castex aseguran que las ventas cayeron «casi el 40 por ciento». La suba de los insumos y los combustibles, el aumento de las tarifas de los servicios públicos y la pérdida de valor adquisitivo de los asalariados, se convirtieron en un «combo letal» para los emprendedores.





«Hoy estamos subsistiendo», aseguraron los entrevistados, y destacaron que en los últimos meses percibieron un notable incremento de solicitudes de empleo. El presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Eduardo Castex, Pablo Baretta, planteó que «el costo de abrir las puertas es cada vez más alto y el consumo se movió un poco con los aumentos de salarios, pero todavía no estamos en los niveles de octubre del año pasado».

«Los costos son elevados y la gente cada vez tiene más dificultades para llegar a fin de mes», admitió.

Las pymes castenses, de distintos rubros, atraviesan dificultades comunes producto de las medidas económicas que implementó la actual administración nacional. Darío Pfeiffer, de la tradicional fábrica local de helados artesanales, planteó que actualmente «estamos en una situación bastante complicada» porque «hay un contexto nacional complejo» provocado por «los cambios económicos que se aplicaron desde el 10 de diciembre».

«Las nuevas medidas afectaron mucho el consumo porque cayeron los salarios y tuvimos una inflación muy alta», analizó. El entrevistado consideró que antes de la asunción de Milei ya existía un proceso inflacionario, pero «las ventas estaban por encima de la inflación» y «las pymes estaban con niveles altos de producción y uso de maquinaria».

«El nuevo gobierno aplicó reacomodamientos sin tener en cuenta las pymes, comenzamos una recesión muy importante y los informes mensuales de CAME demuestran cómo cae mensualmente la industria y su capacidad instalada», agregó.

«La inflación está bajando algunos puntos, pero no se refleja en los precios y si se refleja en la caída del consumo porque estas políticas afectaron a todos los comercios, dado que tuvimos aumentos excesivos de la logística y la materia prima, y no lo podemos trasladar todo a precios porque no hay consumo», se lamentó.

«Subsistir».

Por su parte, Iván Gebruers es el titular de una fábrica de aberturas de aluminio, y analizó que en su rubro actualmente «atravesamos una época difícil donde nos tenemos que mantener porque las ventas sufrieron una baja importante». Destacó que es «feo decirlo así, pero hoy tenemos que tratar de subsistir».

La pyme incorporó la venta de perfiles de aluminio y ahora sumó la distribución de accesorio, para contrarrestar los efectos negativos de las medidas económicas que han provocado una significativa caída de las ventas.

«Hablando con proveedores y colegas, coincidimos que las ventas han bajado el 40 por ciento y no hay financiación, porque algunas cosas bajaron los precios, pero el aluminio aumento y sigue aumentando al valor del dólar oficial», confirmó. Y ejemplificó: «Nosotros en promedio, antes cerrábamos 3 ó 4 obras por semana y hoy estamos cerrando una obra semanal».

Servicios y combustibles.

Pfeiffer expresó que se aplicaron «altísimos» aumentos en las tarifas de los servicios públicos, y vaticinó que «impactarán en la producción» provocando una situación social negativa porque las pymes «generan el 80 % de los empleos y la producción interna» del país.

El entrevistado planteó que actualmente desde la Casa Rosada no hay una política para potenciar las pymes», y en contraposición en La Pampa hay una gestión que apoya «mucho a la producción y las pymes» incluso con «participaciones en ferias nacionales e internacionales para ampliar los mercados de nuestros productos».

En el caso de Gebruers, la suba de las tarifas energéticas no fueron muy significativas, porque la maquinaria «no tiene un uso intensivo», y en su rubro afectó más la suba de los combustibles porque deben concurrir a las obras para tomar las medidas, entregar la producción y hacer el servicio de mantenimiento. «Esto antes era un costo que no se tenía en cuenta, pero ahora es muy significativo», admitió.

«Hoy es momento de no hacer gastos desmedidos porque atravesamos una fuerte recesión y deseamos que se reactive la economía porque esto nos afecta demasiado», cerró.

Comentarios

Comentarios