martes 25, junio, 2024, Eduardo Castex, La Pampa

Femicidio de Agustina Fernández: Pablo Parra recibió prisión perpetua

Pablo Parra, a quien un jurado popular declaró por unanimidad haber sido el autor del femicidio de la joven pampeana Agustina Fernández, escuchó la condena a prisión perpetua, única pena posible para el femicidio. En el juicio de cesura, las partes plantearon la aplicación de la prisión preventiva.





La figura delictiva por la que fue hallado culpable tenía como única pena la prisión perpetua, por lo que la audiencia que se llevó a cabo a partir de las 8:30 en los tribunales cipoleños era un formalismo requerido para llegar a la sentencia.

El juez Guillermo Baquero Lazcano ya le había anticipado a Parra la pena que recibiría en la última audiencia del juicio, publicó La Mañana de Neuquén. 

El condenado siguió la audiencia en la sala. Tuvo la oportunidad de manifestarse, pero prefirió mantenerse en silencio, con la mirada al frente mientras una vez más los acusadores detallaban la forma en la que asesinó brutalmente a Agustina Fernández.

«La condena no puede ser otra que la prisión perpetua. El jurado popular lo declaró culpable de femicidio y la única pena es la perpetua. Esa es la condena», dijo Baquero Lazcano.

Tanto el fiscal jefe, Santiago Márquez Gauna, como la parte querellante, en representación de Silvana Capello y Mariano Fernández Barreiro, Emanuel Roa Moreno y Damián Moreyra, reclamaron que Parra continúe bajo prisión preventiva hasta que el caso quede firme.

Los acusadores reclamaron la continuidad de la medida preventiva porque existe «riesgo de fuga». El abogado defensor, Juan Manuel Coto, consideró a su vez que el planteo era «lógico» a partir del veredicto en contra de Parra por lo que no se opuso a la continuidad de Parra en prisión.

«Se ve fundada la prisión preventiva porque una persona ya condenada, que enfrenta una pena alta, representa un riesgo de fuga. Por ese motivo, voy a prorrogar la prisión preventiva hasta que se expida el Tribunal de Impugnación», manifestó el juez Baquero Lazcano.

El pedido de prisión perpetua

Coto anticipó al analizar la cuestión preliminar que mantiene sus cuestionamientos a la condena por lo que recurrirá al Tribunal de Impugnación. Buscará que se revierta la declaración de Parra como culpable.

La Fiscalía, con el acompañamiento de la querella, presentó un informe del Registro Nacional de Reincidencia, en relación a los antecedentes penales de Parra. Márquez Gauna consideró que la pena «es justa, la que corresponde», más allá de que la prisión perpetua sea el único castigo posible.

El fiscal recordó que el impacto del caso en la comunidad y consideró que Parra debía cumplir prisión perpetua para dar respuesta al reclamo de justicia.

La querella respaldó los argumentos de la Fiscalía y consideró que la pena «además de ser legal, se ajusta a la proporcionalidad» que exige la Justicia. «Es lo que podemos entender como pena justa, darle a Parra la pena máxima», dijo el abogado Emanuel Roa Moreno.

Impugnación de la defensa

Pocos días después de que el jurado popular declarara culpable a Parra, quien permanece en prisión preventiva, su abogado Juan Manuel Coto anunció que impugnará el fallo. «Ratificamos las reservas de impugnación que hicimos desde el control de acusación, durante el juicio y asentamos que el veredicto del jurado fue contrario a la prueba», manifestó.

Sobre la pena, Coto no puso reparos. «Hay una sola pena y no es inconstitucional, por lo que no vamos a objetar más allá de no coincidir con el veredicto del jurado», concluyó.

El profesional resaltó que su cliente es inocente y destacó que hubo irregularidades en el proceso judicial. «Hay pruebas contaminadas y testigos que no debieron declarar», detalló.

Sostuvo que los jurados estaban «presionados» para declarar culpable a Parra y cuestionó el testimonio brindado por el perito de la querella, Eduardo Prueger, el que pidió que no fuera tenido en cuenta, pero fue autorizado por el magistrado.

Coto también incluirá en los motivos para impugnar el fallo que se basó en «pruebas contaminadas», en relación a la aparición del rastro genético de una policía en el sobre donde se guardó una de las pruebas claves, un trozo de tela azul. En el juicio, una genetista del Laboratorio Forense explicó que el rastro de Parra en la prueba era «fuerte», mientras que el positivo de la oficial representaba una contaminación, no la manipulación previa de la prueba.

Comentarios

Comentarios