El Papa Francisco pidió renegociar «la carga de la deuda» para «los países más necesitados»

En una carta enviada este miércoles a la titular de la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan Mayufis, en ocasión del encuentro del organismo con presidentes de distintos países, el papa Francisco pidió hoy la «renegociación de la carga de la deuda» para «los países más necesitados» y reclamó una «férrea voluntad política» para «cambiar las cosas» a nivel mundial.

Para el pontífice, «la renegociación de la carga de deuda de los Países más necesitados es un gesto que ayudará a los pueblos a desarrollarse, a tener acceso a las vacunas, a la salud, a la educación y al empleo».





A una semana de la reunión con el ministro Guzmán

En ese marco, Jorge Bergoglio aseveró que «tal gesto debe ir acompañado por la puesta en práctica de sólidas políticas económicas y por una buena administración que llegue a los más pobres».

El ministro de Economía, Martín Guzmán, con la deuda como eje, Francisco destacó «la urgencia de tomar medidas que permitan el acceso a una financiación externa, a través de una nueva emisión de Derechos Especiales de Giro, llamando a una mayor solidaridad entre los Países».

Que el costo no lo paguen los más pobres

Esa iniciativa, para el Papa, debe consentir «que los fondos sean destinados para impulsar y alentar el desarrollo económico y productivo, con el fin de que todos puedan salir de la actual situación con las mejores posibilidades de recuperación».

«Nada de esto será posible sin una férrea voluntad política que tenga la valentía de decidir cambiar las cosas, principalmente las prioridades, para que no sean los pobres los que paguen el costo más alto de estos dramas que están golpeando a nuestra familia humana», reclamó luego Jorge Bergoglio.

“La inmunización extensiva debería ser considerada como un bien común universal”

En la carta, el Papa se refirió además a la pandemia de coronavirus y planteó que «al reconocer los esfuerzos en la búsqueda de una vacuna efectiva para el Covid-19 en tan breve tiempo, deseo reiterar que la inmunización extensiva debería ser considerada como un bien común universal, noción que requiere acciones concretas que inspiren todo el proceso de investigación, producción y distribución de las vacunas».

 

Comentarios

Comentarios